Aurelien Laherte, uno de los grandes en Champagne

dsc_2196

Aurelien Laherte tomó las riendas de Laherte Freres en 2005 y desde ese momento no ha dejado de innovar y hacer más grande el nombre de Jean-Baptiste Laherte, su fundador.

Acabamos de regresar de Champagne, cada día me cuesta volver, son al menos 5 veces al año las que viajamos hasta allí, se me antoja fundamental para empaparnos de la esencia de esa región, de ese terroir, de esos vinos que tanto nos gustan. Los viajes son relámpago, apenas 4 o 5 días en los que tratamos de exprimir el tiempo al máximo, para por encima de todo abrir los oídos y aprender todo lo posible. (Aquí tenéis un Enlace donde podéis ver que hacemos en uno cualquiera de nuestros viajes)

En nuestras últimas escapas hemos tomado como centro de operaciones el pueblo de Chavot, y más en concreto una de las casas (Gîte) de la familia Laherte, quizás ello esté influyendo en la creciente admiración que siento por esta bodega y más en concreto con su alma mater actual, Aurelien Laherte.

Aurelien es uno de esos miembros destacados de la nueva generación de vignerons que están contribuyendo a hacer más grande si cabe a la Champaña, jóvenes que toman las riendas de sus explotaciones familiares, que han tenido una dilatada formación y experiencia en distintas regiones vinícolas, que rápidamente han percibido que si queremos hacer un gran vino, hay que tener una gran materia prima y ello solo es posible desde el respeto y trabajo en el viñedo. Aurelien junto con su amigo y compañero de escuela Raphael Bereche (otra de las estrellas en ascenso de Champagne) crearon el grupo Terre & Vins, al que se unieron algunos de los vignerons más progresistas y talentosos de la región, para crear inicialmente un Salón en el que todas primaveras mostraban a importadores, distribuidores, sumilleres y otros profesionales del vino, los vins clairs de la añada anterior (vinos previos a la 2ª fermentación en botella). Este grupo, ha sido el detonante de la creación de otros pequeños grupos de productores que organizan sus respectivos Salones, que han conformado lo que se ha pasado a denominar (de forma no oficial) la Champagne Week. Pero en mi opinión, esa semana va a más a allá que una serie de muestras o exposiciones comerciales, son la respuesta al creciente interés por los champagnes de vignerons, son el reflejo y escaparate al mundo del movimiento que surgió poco años atrás, en la que la nueva generación reivindica un champagne de máxima calidad elaborado a partir un trabajo más meditado y respetuoso con el viñedo y un avance y mejora en la técnicas de elaboración, no dirigido todo ello exclusivamente por la ferviente demanda internacional del vino más glamuroso del planeta.

terre & vins

Pero centrémonos en el tema principal de este artículo. Laherte Freres tiene su origen 1889, fue fundada por Jean-Baptiste Laherte, en sus inicios todo el viñedo (5 ha.) estaba ubicado en el pueblo de Chavot (anteriormente Chavost). Actualmente la explotación la constituyen casi 11 h. situadas principalmente en la subregión denominada como la Coteaux sud d´Epernay, a escasos kilómetros al sur de la ciudad de Epernay, enclavada entre Valle de Marne y el inicio de la Cote de Blancs, quizá por ello sus suelos podemos decir que es una combinación de los que podemos encontrar en ambas zonas, suelos arcillosos salpicados de sedimentos finos de tiza, con subsuelos calcáreos. (Os adjuntamos un Vídeo donde podéis ver una de la viñas de Laherte en Chavot).

Aurelien Laherte tomó las riendas de la bodega en 2005 y desde ese momento no ha dejado de innovar y hacer más grande el nombre de este histórico productor. Una de sus aportaciones ha sido la elaboración de varios champagnes califiquémoslos como “Parcelarios”, surgidos a partir de viñedos singulares, con identidad suficiente para elaborarlos por separado (no olvidemos que la práctica totalidad de los champagnes se confeccionan a partir de la mezcla de vinos obtenidos de diferentes procedencias y añadas distintas). Viñedos trabajados siguiendo prácticas biodinámicas (como la mayor parte de la explotación). Todos estos Champagnes Parcelarios se elaboran a partir de una única añada, con prácticas enológicas semejantes: levaduras indígenas, fermentación y crianza en barricas viejas borgoñonas, no fermentación maloláctica, no filtrado, no clarificado y dosages nulos, o muy bajos, … todo ello con un propósito claro, tratar de expresar y no ocultar la esencia y personalidad de cada uno de esos viñedos y de la añada en particular en la que han sido elaborados.

Durante nuestra última visita a la Laherte, Aurelien nos “regalo” una de esas experiencias que uno difícilmente olvida. La mejor manera de comprender y valorar un champagne, es pisar y sentir el viñedo del cual nace la uva con la que se elabora, como sus suelos, la composición y textura de estos, su orientación, su entorno,… . Además degustar el vino base (vin clair) obtenido de él, sin duda es la mejor manera de conocer la principales cualidades organolécticas primarias del terruño y de la añada, antes de que se produzca la segunda fermentación en botella, que sumará complejidad al vino, pero enmascarará en cierta medida sus orígenes. Y por último, degustar el producto final, el champagne surgido a partir de ese viñedo, después de algunos años de distintas crianzas.

IMG_8541

Esta práctica tan sumamente enriquecedora es la que vivimos con Aurelien Laherte una soleada mañana de un mes de abril en Chavot.

La primera viña que pisamos fue Les Charmées, situada junto a la preciosa iglesia de Chavot, colgada en ladera rodeada de viñedos. Este viejo viñedo junto con Les Noelles, La Potote, Les Rouges Maisons también en Chavot y Les Hautes Norgeailles, Les Bas putroux en Mancy, proporcionan la materia prima de la cuvee denominada Les Vignes d’Autrefois (las viñas de antaño) un homenaje que Aurelien quiso hacer a la Meunier (variedad principal en esta subregión) y sobre todo a las viñas viejas que plantaron sus antecesores. Viñas plantadas entre 1947 y 1953 a partir de una selección masal de Meunier, algunas de ellas en pie franco. El terroir de Les Charmées te muestra a la claras el carácter del champagne que surge a partir de él. Suelos arcillosos poco profundos, salpicados de pequeñas piedras calizas, donde la Craie se encuentra apenas a 50 cm de la superficie. Es una zona muy ventosa, donde el gélido viento del norte te penetra hasta los huesos. Esa misma sensación la encontramos cuando llevamos este champagne al boca, olvidémonos de los típicos Meunier voluminosos, en la mayoría de los casos pesados, aquí encontramos un Meunier muy personal, muy de Chavot, un vino con una tensión brutal, una mineralidad marcada, un champagne exigente que vislumbra que algunos de años de botella lo convertirán en algo grande.

Aurelien laherte IMG_8504

Siguiente parada Les Rouges Maisons, viña plantada en 1983, a escasos 500 m. de la iglesia de Chavot, también colgada en la ladera, con orientación noroeste, con el pueblo de Moussy al frente. Los suelos de esta parcela también son arcillosos, pero más profundos, más productivos, salpicados de sílex y roca caliza. El empleo de la agricultura biodinámica le vino como anillo al dedo para conseguir el equilibrio perfecto. De esta parcela surge el 50 % de una de las cuvees que más nos gustan en este momento de la familia Laherte, Les Empreintes, un ensamblaje al 50 % de Pinot Noir (el que sale de Les Rouges Maisons) y Chardonnay de la parcela Les Chemins d’Epernay plantada en 1957. Les Empreintes significa “Las huellas dactilares”, y eso es lo que Aurelien buscaba con esta cuvee, un champagne que destape la identidad del pueblo de Chavot, de su pueblo. Es un ensamble muy meditado, fruto de un gran conocimiento de su propio viñedo, que consigue una fusión casi perfecta entre la Pinot y la Chardonnay. Una vez catados los vinos que componen la mezcla en sus propios viñedos de origen, sorprendentemente podemos decir que la Pinot aporta en este caso la tensión y precisión, mientras que el Chardonnay contribuye con la aromática, el recorrido y volumen en boca. No olvidemos que estamos en la Coteaux sud d´Epernay, los suelos tienen una mayor cantidad de tiza que en el Valle del Marne, y eso hace que la Pinot sea más fina y sutil, y la Chardonnay más redonda y afrutada que en la Cote de Blancs, al contar con suelos con mayor porcentaje de arcilla. Les Empreintes es un champagne de altos vuelos, puede dar la sensación de una cierta madurez, que en boca se balancea de forma increíble con un aporte de mineralidad y frescura. Textura perfecta, armonía, complejidad, longitud, energía y más que asegurado futuro en botella. ¿se nota mucho que nos chifla este champagne?

Laherte Freres Les Empreintes
Laherte Freres Les Empreintes

De ahí nos fuimos hasta el paraje de Les Beaudiers, en la parte más baja de la ladera de Chavot, con orientación noreste. A solo 50 metros de distancia, los Laherte poseen 3 microparcelas que unidas suman 0,6 ha. y de las que apenas se elaboran unas 3.000 botellas al año de uno de los Rosé que más nos han emocionado en toda la Champaña. Suelos de arcilla y limo poco profundos, con la roca madre de craie entre 30 y 40 cm. Se plantaron 1953, 1958 y 1965, íntegramente de Meunier, pero en las calles podemos encontrar algunas plantas sueltas de Pinot Noir, Chardonnay y Pinot Gris (curiosamente todos los fallos se van replantando con esta variedad minoritaria).

El vin clair de la 2015 que disfrutamos a pie de viña, mostró la grandeza y potencial de esta añada, con un color intenso carmesí fruto de las 16 horas de maceración con el hollejo y un volumen y estructura nada fáciles de encontrar en la Champaña. Un auténtico vinazo per se.

IMG_8514

Les Beaudiers, es un Rose de Saignee (de sagrado), con el color, expresividad, frutosidad y personalidad propios de este estilo de elaboración. Pero en mi opinión en la boca está su grandeza, posee una estructura, volumen y vinosidad, que le permite defenderse con cualquier preparación culinaria a la que se enfrente. Nada de pesadez, los 3 o 4 gr. a los que suele dosarse consiguen un balance extraordinario. Y la “matricula” del pueblo en el que nace queda grabada a fuego con una persistente sensación mineral en la boca. Uno de los pocos Rosé en mi opinión que realmente ponen en valor este estilo de champagne, diferenciador con el resto de cuvees.

Por último, no podíamos dejar de hablar de Les Clos, una pequeña parcela plantada en 2003 en la parte alta del casco urbano de Chavot, podríamos decir que es el jardín de una de las viviendas de los Laherte, aquella que nosotros hacemos como propia en nuestros viajes a la Champaña.

IMG_8204 IMG_8206

Como imagino muchos conoceréis son 7 las variedades de uva que están permitidas para elaborar champagne, pero 3 de ellas son las principales, Pinot Noir, Chardonnay y Meunier que copan el 99,7 % de todo el viñedo. Las otras 4 variedades: Petit Meslier, Arbanne, Pinot Blanc y Pinot Gris (también llamada Fromenteau) hoy minoritarias (solo el 0,3 % del total), en otros tiempos tuvieron una mayor presencia en el viñedo y por ende en el carácter de los champagnes que antiguamente se elaboraban.

Por ello que la familia Laherte decidió plantar esta la viña de Les Clos con las 7 uvas permitidas (10% Pinot Gris (Fromenteau) , 8% Arbanne, 14% Pinot Noir, 18% Chardonnay, 17% Pinot Blanc, 18% Pinot Meunier y 15% Petit Meslier) y elaborarlas de forma conjunta y a la antigua usanza, mezclando el 60 % del vino de la añada con un 40 % de vino de reserva conservado en forma de solera desde su inauguración en 2005 (solera constituida solamente con vinos de esa parcela). Este champagne que en sus inicios se denominada como Les Clos, tuvo cambiar su denominación a Les 7 por cuestiones de marca. Un champagne tremendo, directo, vertical, complejo, diferente,… Una forma de mostrarnos como serían los champagnes que se elaboraban tiempo atrás.

Y hasta aquí nuestro viaje por todo el viñedo de Chavot, tratando de mostraros las particularidades de los champagnes parcelarios que elabora Laherte Freres. En la Champaña hay una tendencia actual a confeccionar Cuvees a partir de únicas parcelas (quizás mirándose al espejo de la Borgoña), en dirección contraria a la tradición champanoise de siempre ensamblar los vinos de diferentes Crus. Personalmente hasta la fecha no puedo decir que esto haya sido una gran noticia, porque en muchos casos esta moda ha provocado un encarecimiento aun mayor en el champagne, un perjuicio directo a los champagne de inicio de gama de cada bodega que han visto como el fruto de algunas de sus mejores parcelas han dejado de entrar en esos ensamblaje básicos y para mi lo que es peor que estos champagnes parcelarios realmente no muestran un carácter diferenciador, los elaboradores nos han sido capaces de interpretar la verdadera esencia del terroir del que proceden.

Laherte Vineyard
Laherte Vineyard

Sin embargo la gama de Cuvees Prestige de la familia Laherte da muestras de ser fruto de una larga meditación, de un profundo conocimiento de su viñedo, de un detallado proceso de investigación y experimentación, aplicando en la mayor parte de los casos prácticas ancestrales. El nivel es altísimo, y hablamos de champagnes cada uno con una personalidad distinta a pesar de que el sistema de elaboración es prácticamente el mismo y que los viñedos de los que proceden apenas están separados por algunos metros.

En mi modesta opinión la gran culpa de todo esto la tiene Aurelien Laherte, un vigneron que a pesar de su juventud y sencillez, es uno de los grandes protagonistas de la Champaña actual. Un hombre metódico, apasionado del vino y de su viñedo. Es capaz de extraer e interpretar de forma magistral las 75 parcelas que conforman la explotación Laherte, en 10 pueblos diferentes. No solo elabora grandes cuvees como las que en este artículo hemos mencionado y de las que todo aficionado al mundo del vino habla en distintas latitudes, sino que su Gama Inicial y más asequible de champagnes tienen un nivel tan alto de calidad, de personalidad y elegancia que lo convierten en una apuesta segura, en uno de los champagnes que uno puede aconsejar a cualquiera con alto porcentaje de éxito seguro.

¡¡Ha quedado lo suficientemente claro que admiramos a Aurelien Laherte y nos emocionan sus champagnes!!

laherte-freres-champagnes-parcelarios-2

 

 

 

 

 

Como siempre os proponemos una Selección de 3 de los parcelarios de Laherte Freres para que podáis descubrir y disfrutar la grandeza de este tipo de Champagne.

  • Les Empreintes
  • Les Vignes d´Autrefois
  • Les Beaudiers Rosé de Saignee

Con un precio totalmente especial de solo 135 € (porte incluido).

Acceder a la Selección “Laherte Freres, Champagnes Top Parcelarios”

by A la Volé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *