El Despunte de una viña en Champagne

El Despunte de una viña en Champagne

Os mostramos en este nuevo Vídeo otra de las prácticas tradicionales que se suelen realizar en el viñedo después de la floración, durante los meses de junio y julio, y que en el caso de Champagne se convierte en un hábito totalmente necesario, es el Despunte. Hoy os enseñamos como se realiza habitualmente en la Champaña, de forma mecánica con la ayuda de un tractor “zancudo” que agiliza mucho esta tarea, a pesar de la existencia de muchos detractores entre los puristas del viñedo.

Este trabajo es fundamental en un viñedo como el champanoise por diferentes factores:

  1. En primer lugar permite conducir a la planta, evitar que se “desparrame”, con ello las calles entre líneo y líneo estarán siempre despejadas para que el tractor o el viticultor puedan realizar las diferentes prácticas y tratamientos que requiere la viña.
  2. En una región con tan alta pluviometría y escasas horas de sol, se hace indispensable para eliminar masa foliar y:
    • Conseguir máxima aireación de los racimos para evitar que se desarrollen enfermedades (principalmente la botritis)
    • Además que esos racimos pueda absorben rayos de sol que los ayuden a madurar.
  3. Esa abundancia de lluvias obliga a realizar muchos tratamientos a lo largo del verano (en torno a 13 o 15), con este despuntado conseguimos que estas aplicaciones puedan llegar al interior de la cepa.
  4. El viticultor trata de reducir la masa de hojas para que la mayoría de los nutrientes que la planta absorbe del suelo se concentren en el fruto, en los racimos, que estos tengan la menor competencia posible, dejando solo la cantidad de hojas necesarias para que sigan realizando la fotosíntesis.
  5. Por último es una labor que se practica para defender a la cepa de los posibles daños que le pueda provocar el viento, si los pámpanos (sarmientos) se hacen muy largos y altos podrían romperse con facilidad en días ventosos.

Este Vídeo los grabamos a medios del mes de julio en uno de los viñedos del Grand Cru de Aÿ, decenas de zancudos realizaban esa mañana este trabajo a lo largo del valle, en su versión motorizada. Benedicte Leroy nos explicaba a los chicos de “A la Volé” recientemente del error que se comente al realizar esta práctica de forma mecanizada, sin aplicar el sentido común a la acción. No voy a hacer una disertación de ello, dará para un nuevo artículo con imágenes, pero tiene toda la lógica del mundo, si eliminas la cabeza de cualquier ser vivo (en este caso la cabeza de una planta) pierdes el raciocinio de la misma y la cepa se verá perjudicada. Es por ello que muchos vignerons propugnan realizar el Despuntado de forma manual, con tijeras, equilibrando la cepa con conocimiento.

 

by A la Volé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *