Champagne Pierre Paillard

17

Champagne Pierre Paillard

Bouzy es uno de los 17 pueblos con la máxima calificación de Grand Cru, ya obtenida en la primera selección de 1919. Ubicado en la cara sur de la Montaña de Reims, en este pueblo a principios del siglo XVIII se estableció la familia Paillard. 8 generaciones después Pierre Paillard se ha convertido en una de las bodegas con mayor proyección internacional de la región de la Champaña.

Actualmente 11 ha. conforman su viñedo, repartidas en 30 parcelas, curiosamente todas enclavadas en el mismo pueblo, Bouzy (esto es una excepción entre el resto de productores), eso sí con una gran variedad de características, ya que disponen de parcelas en la parte superior, media e inferior de la ladera, con diversas exposiciones, con espesores y composiciones diferentes en los suelos y con edades distintas. Esto supone una gran riqueza a la hora de confeccionar cada uno de sus ensamblajes.

Bouzy es un pueblo donde la Pinot Noir es la variedad reina, pero el porcentaje que tiene Paillard en su viñedo es 60 % Pinot Noir y 40 % Chardonnay. Esto marcará definitivamente el carácter de sus champagnes, frescura y elegancia.

Entre sus viñedos, destacan 2 parcelas en particular, “Les Motellettes” íntegramente plantada con Chardonnay y “Les Maillerettes” con Pinot Noir, respectivamente. Ambas parcelas además de embotellarse por separado constituyendo 2 de los grandes champagnes parcelarios que podemos encontrar, son las “viñas madres” de donde la bodega realiza la selección masal para el resto de sus viñedos. Es decir de ambas viñas se seleccionan las mejores plantas de las que se obtendrán los injertos con los que se replantaran el resto de los viñedos de la explotación.

Todas sus viñas se cultivan de acuerdo a los principios de viticultura sostenible, de forma ecológicamente compatible con la buena salud de la planta y el fruto. Abonos naturales, cubierta vegetal natural, limitación de los rendimientos,…

Elaboración por separado de sus parcelas, para lo que disponen de muchos depósitos de pequeño tamaño. La práctica totalidad de la fermentación y crianza de sus vinos base la realizan en depósitos de acero inoxidable. Aunque siguen experimentado con otro tipo de recipientes como barricas, fudres e incluso “huevos” de hormigón, su experiencia les dice que el inox, les permite conservar mejor la elegancia en sus champagnes, más en un pueblo como Bouzy donde los vinos son más robustos y estructurados que en el resto de la Champaña.

Una vez embotellados, sus champagnes permanecen entre 3 y 10 años de crianza en sus antiguas cavas del siglo XIX, a 16 metros bajo el nivel del suelo.

Pierre Paillard una bodega en plena ebullición con la incorporación de una nueva generación, la formada por los hermanos Antoine y Quentin. Champagnes que expresan el carácter del Grand Cru de Bouzy pero siempre preservando su regla de oro: Pureza, delicadeza y elegancia.

by A la Volé