Champagne Charlot Tanneux

la foto 2

Champagne Charlot Tanneux

En nuestra opinión, estamos ante uno de los talentos emergentes de la Champaña. Vicent Charlot es una de esas personas absolutamente apasionadas de su trabajo, que además es capaz de contagiarlo a los pocos minutos de estar junto él.

Champagne Charlot-Tanneux es una pequeña bodega ubicada en Mardeuil, apenas a 3 kilómetros de Epernay, en el Valle del Marne. Una familia vinculada a la viticultura generaciones atrás. Poseen poco más de 4 hectáreas de viñedo en Mardeuil, Epernay y Moussy.

Vicent Charlot es el actual propietario y alma mater de esta bodega. Vigneron “total”, Biodinámico, viticultor a jornada completa, uno de esos bodegueros que si quieres verle tienes que desplazarte al viñedo y es verdaderamente complicado encontrarse con él en grandes show, ferias y presentaciones.

Aplica Biodinámica a todos sus viñedos, certificados por Demeter. Elabora sus propios compost, diferentes en función de las distintas tipologías de suelos. Solo aplica tratamientos a sus viñas a base de extractos fermentados de plantas (infusiones y decocciones). Todo ello respetando el calendario lunar.

Calificar a Vicent Charlot solamente con viticultor “natural” o biodinámico, es no hacer justicia y subestimar a este productor. Su conocimiento sobre los suelos, las plantas y su relación entrelazada con la viña, es algo poco habitual.  Él prepara la mayoría de sus preparados biodinámicos, incluyendo algunos que ha experimentado y desarrollado de forma exclusiva en su propiedad. Curiosamente no cree en el arado de sus suelos, cree que el cultivo de cobertura adecuado puede dar más que suficiente aireación al suelo, así como la competencia de las raíces superficiales. Esto a su vez ayuda a que las raíces de la vid profundicen hasta el lecho de la roca madre “donde vive el verdadero Terroir”.

Pisar su viñedo es toda una experiencia en si misma, se respira vida y naturaleza a raudales. La viña es un microcosmos de vida silvestre, donde puedes encontrar entre las hileras de viñedo toda clase de plantas, flores, hierbas aromáticas, incluso setas. Esto le reporta una gran riqueza al suelo, posibilita unas cepas saludables y enérgicas y permite obtener una uva con una pureza y aromática tremenda.

Como es evidente este trabajo meticuloso se traslada después a sus vinos. Vicent vinifica cada parcela por separado. Todos los vinos se elaboran en barricas de roble viejas de 225 l (también utiliza algún fudre). Fermentan de forma espontánea, con las levaduras indígenas propias de la uva (poco habitual en Champagne). Largas fermentaciones que en algunos casos pueden duran más de 2 meses. Sus vinos no realizan la fermentación maloláctica. No suelen filtrarse ni clarificarse. Y los niveles de dosage de sus champagnes son muy bajos.

Actualmente elaboran hasta 18 cuvees diferentes, un total de unas 30.000 botellas al año, que vende en 2 líneas diferentes. Champagne Charlot-Tanneux que son sus champagnes de entrada, mezcla de varias parcelas y Champagne Vicent Charlot que son champagnes de un única parcela que elabora solo en las añadas muy especiales y en cantidades muy pequeñas.

Champagnes con una gran capacidad de guarda a pesar de estar elaborados en gran parte con Meunier (el trabajo en el viñedo tiene mucho que ver con esto), lo que los convierten en una gran inversión.

“Nos busquemos en esta bodega el prototipo de champagne super refinado y elegante, aquí encontraremos champagnes cargados de pureza, de verdad, de fuerza interior, de personalidad a raudales. Champagnes que no dejan indiferente a nadie, pura expresión de terruño. Quizás estemos ante uno de los “grandes” de Champagne en poco tiempo”.

Galería

Videos

[yendifgallery playlist=10]

by A la Volé