Terre Natale, un tesoro encerrado en una botella de Champagne

terre natale

Terre Natale

Champagne Hure Freres es uno de esos pequeños productores (vigneron) en la Champaña que un día decidieron dejar de vender su uva a las grandes bodegas comerciales (Maisons) y aventurarse en la elaboración de su propio champagne. Jeane Hure (abuela de los actuales propietarios) comenzó la andadura a principios de los años 60 con la adquisición de un pequeño viñedo. En 1970 los 3 hijos de Jeanne deciden ampliar sus viñedos y comenzar a elaborar, situándose en 2005 en el tamaño que actualmente tiene la explotación, 10 ha. y 85.000 botellas anuales.

Los jóvenes hermanos Francois y Pierre Hure constituyen la actual generación (3ª) que llevan las riendas de esta bodega. Su incorporación en el año 2005 en el caso de Francois como enólogo y de Pierre en 2013 como responsable del viñedo, ha supuesto un punto de inflexión en la corta historia de este vigneron. Son jóvenes profesionales con una gran formación académica recibida en Borgoña y además ha realizado prácticas en bodegas de Ródano, Borgoña, Australia y Nueva Zelanda. Esto ha supuesto un salto de calidad que añada tras añada se va mostrando en todas las cuvees de Hure Freres.

Se ubican en pueblo de Ludes, calificado como Premier Cru, en la cara Norte de las Montaña de Reims, apenas a 15 km de Reims. Las 10 ha de viñedos que trabajan son propiedad de la familia Hure, y se localizan en su mayoría en Ludes y en los pueblos vecinos de Rilly la Montagne y Villedommange. Suelos arcilloso-calizos. La capa de arcilla visible en la superficie, apenas tiene 40 cm de espesor, a partir de ahí 300 m. de la roca caliza sirven de lecho para acoger las raíces de las cepas y aportar toda mineralidad, finura y tipicidad que encontramos en los espumosos de esta región.

La gama de champagnes que elabora Hure Freres sin duda constituye hoy en día una de las mejores relaciones calidad precio que podemos encontrar en el mercado. Son champagnes que por la ubicación del viñedo (carta norte Montaña de Reims), los suelos y la filosofía de la bodega, buscan la frescura, la franqueza y el fiel reflejo del terroir del que proceden.

Pero dentro de esa gama de cuvees hay un champagne muy especial aunque desgraciadamente poco accesible, básicamente porque solo se elabora en las mejores añadas, aquellas en las que la calidad de la uva es extraordinaria. Hablamos del Terre Natale.

Terre Natale es un champagne elaborado solo con una selección de uvas de las mejores viñas viejas que la bodega posee en Ludes. Normalmente la composición aproximada es de 40 % Chardonnay, 30 % Pinot Noir y 30 % Meunier. Siempre se elabora como Millesime, es decir, solo contiene vinos de una misma añada (no mezcla) y solo en las excepcionales. De la pasada década solo disfrutaremos del Terre Natale 2000, 2002 y 2008.

Los vinos se elaboran básicamente en depósitos de acero inoxidable y una pequeña parte en barricas viejas, aunque en las últimas añadas el uso de la madera va ganado terreno al inox.

Pero la característica que lo hace más diferente y personal es la larga crianza que el champagne tiene con sus lías antes de ser puesto a la venta, hablamos de un champagne con un mínimo de 10 años de crianza en rima, cuando lo habitual son los 3 años para un millesime. Esta larga crianza, soportada por una calidad excepcional de la uva y selección exhaustiva, lo dotan de una complejidad, profundidad y riqueza que no es fácil encontrar en otros espumosos.

Sin duda estamos ante de uno de los champagnes más personales con los que podemos cruzarnos, como lo califica un buen amigo “Un tesoro con burbujas encerrado en una botella

CARTEL 1

El sábado 6 de junio durante el transcurso de la Fiesta de los Champagnes Auténticos en Segovia, vamos a tener la suerte de poder hacer una Cata Vertical de hasta 6 añadas de este Terre Natale, la primera vez que se hace de este tipo abierta al público en general. Se podrán degustar las añadas 1995, 1996, 1998, 1999, 2000 y 2002. Todas ellas muy buenas y excepcionales. Una oportunidad única de catar champagnes de largas crianzas con 20 años de vida.

by A la Volé

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *