Como abrir una botella de Champagne

Como abrir una botella de Champagne

Hoy vamos a mostraros como se debería realizar la apertura de una botella de Champagne de una forma lo más profesional posible. Creo que el descorche y el servicio de la primera copa de de una botella de Champagne es uno de los detalles mágicos que hacen tan especial a este vino, pero es cierto que si no lo realizamos de una forma correcta podemos llegar arruinar la calidad del vino, ya que podríamos alterarlo y tener una pérdida considerable de espuma, lo que afectaría a la textura del vino que tanto tiempo de crianza hemos invertido para conseguir. Pero además (y sin querer pecar de agorero) la fuerte presión que hay en el interior de la botella puede provocar que el corcho se convierta en un proyectil no esperando en el momento de la apertura, que en más de una ocasión he visto dañar físicamente a una persona.

Una vez más contamos con la ayuda del gran sumiller Alberto Segade, que desde el lujoso Royal Champagne Hotel & Spa, nos da varios consejos de como debería abrirse una botella de Champagne de la forma más canónica y profesional posible. Evidentemente puede haber distintas versiones de como hacerlo, pero esta se adapta mucho a la que por nuestra experiencia creemos que es la mejor. Quizás solo hay un pequeño detalle que a nosotros nos gusta si es posible hacer cuando estamos en un entorno más íntimo, fuera de un restaurante, nos gusta hacer algo de ruido al descorchar, es un guiño festivo, un símbolo de alegría, un sonido asociado a la celebración. Sé que no es lo más protocolario, pero hemos aprendido hacerlo como lo hacen los creadores de esos vinos, por algo será.

Aquí podemos ver el vídeo de Alberto Segade, de como abrir una botella de Champagne:

Lo que no nos gusta nada, aunque respetamos absolutamente a quien le guste a hacerlo, es el abrir la botella degollado la boca con un sable o con una copa. Es una práctica que cada vez vemos más, pero que nos parece que va en detrimento de la integridad del champagne, ya que se le provoca una gran agitación, pérdida de vino y sobre todo de burbuja. Podemos obtener 2 vinos completamente diferentes, uno degollado correctamente y otro con sable. Pero además es una práctica que entraña alto riesgo de que alguien resulte dañado, no solo por el corcho con cristal despedido en forma de “bala”, sino porque el corte del cuello de cristal de la botella que resulta, se convierte en un objeto extremadamente cortante. Lo siento no encontramos la gracia.