Los Trabajos de Verano en la Viña de Champagne

palissage in Champagne

Parece mentira, pero el ciclo de viña en Champagne que veíamos arrancar en imágenes al inicio de este Curso comienza a llegar a su fin, en apenas 1 semana, a finales de Agosto comenzará la Vendimia 2018, otro año muy tempranero igual que el anterior 2017, al menos 2 semanas antes de lo que suele ser habitual en la región.

Para llegar a este momento, durante todo el verano, lo viticultores han tenido que pasar la mayor cantidad de horas de trabajo del año en el viñedo, son muchas practicas necesarias para llegar a conseguir una uva sana al final de la campaña en un región que como hemos apuntado a lo largo de este Curso, soporta grandes riesgos para el alcanzar el objetivo deseado.

Llevamos algunas semanas con distintos temas teóricos y hoy queríamos proponeros una lección visual, donde podréis observar a través de vídeos las principales actividades que se realizan en el viñedo champenoise durante el Verano.

La Formación de los Racimos

Levantamiento y Empalizamiento

En primavera cuando los brotes van creciendo convirtiéndose en ramas, los viticultores primero realizan la labor del Atado de esas ramas jóvenes para que se vayan conduciendo a través de la espaldera. Según van desarrollándose más, a comienzos del verano se llevará a cabo lo que se llama el Levantamiento, a través de unos alambres o hilos de la estructura de metal que conforma la espaldera, se trata de levantar esas ramas para que adquieran una posición vertical y se vaya dando la forma que se desea a la cepa.

Y por último, se realizará el denominado Palissage o Empalizado, que no es más que ir separando las ramas unas de otras y atándolas de nuevo a los alambres directores mediante grapas.

Con estas prácticas lo que se pretende es dar una “arquitectura” a la cepa primero para permitir que se pueda pasar por la calles de la viña tanto las personas como la maquinaria y poder con ello realizar cómodamente todos los trabajos necesarios en la viña. Y además se pretende que tanto las hojas como el fruto tengan la mejor exposición solar y una perfecta ventilación, lo que redundará en una mejor maduración y en evitar la aparición de enfermedades.

Despunte o Despuntado

Con una finalidad semejante a las dos anteriores, durante prácticamente todo el verano se realiza en el viñedo de Champagne la práctica del Despunte o Despuntado. Se trata de eliminar buena parte de la masa foliar extremadamente densa en un viñedo con marcos de plantación de aproximadamente 8.000 pies por hectárea y una pluviometría muy alta. En muy habitual que cada verano se tengan que realizar hasta 3 o 4 pases en una misma viña.

Lo más común es verlo hacer con tractor, sobre todo en las bodegas que poseen grandes extensiones, pero lo habitual entre los vignerons es hacerlo manualmente. Una explicación detallada de la diferencia nos llevaría para una lección más, pero quedémonos en que la práctica manual conseguirá la aireación y exposición del racimo de forma más certera y precisa, conservando además todas las hojas que realmente son necesarias para seguir realizando la fotosíntesis y salvando además la “cabeza” de la rama.

Os mostramos un vídeo donde podéis ver esta práctica del Despunte de forma mecánica con un tractor zancudo

Y otro para que veáis como lo realizan de forma manual

El Envero de la Uva, los granos cambian de color y con ello comienza la maduración de los racimos

Eliminar las “malas” hierbas

Otra de las prácticas necesarias es la eliminación de las “malas” hierbas que crecen con cierta voracidad en las calles del viñedo de la Champaña, éstas no dejan de ser una competencia directa con la cepa, absorbiendo los recursos disponibles en el suelo (el agua y los sustentos minerales). Pongo “malas” entre comillas porque sí, en un determinado momento esa competencia puede ser algo negativa para cepa, e incluso puede llegar a ser foco de generación de enfermedades, pero la mayor parte del año esa hierba o “cubierta vegetal” en las calles de la viña van a aportar más beneficios que perjuicios.

  • Van a permitir la sujeción de los suelos habitualmente en pendiente en esta región y por tanto evitan la erosión.
  • Contribuyen a la absorción y drenaje del agua en una zona de lluvias elevadas
  • Van a favorecer la creación de una biodiversidad en el viñedo que sin duda ayudará al enriquecimiento del fruto final e incluyo al surgimiento del ecosistema que permitiría a la cepa autodefenderse de las plagas (la araña se comerá a los pulgones por ejemplo)
  • Aportará nutrientes y materia orgánica a los suelos
  • Oxigena la tierra y las raíces, activando la vida microbiana

Para mi son fundamentales esas hierbas en las calles y lo único que hay que hacer es gestionarlas a lo largo del ciclo, llevando a cabo un trabajo puntual de laboreo y arado para eliminarlas o bien proceder a un desbrozado. Las mayor parte de estos trabajos se puede hacer con el tractor o con el caballo, pero hay trabajos que no queda más remedio que hacerlo con una azadilla, ya que cuando las cepas son muy jóvenes, el pasar un intercepas puede tener un alto riesgo de dañar a la planta.

Sí, ya sé que lo más fácil es eliminar las “malas” hierbas con herbicidas químicos, el coste de mano de obra se reduce drásticamente. Desgraciadamente en Champagne esta es una práctica habitual, hay una obsesión y guerra abierta contra las “malas” hierbas, hay tanta demanda de este vino que se trata de evitar a toda costa cualquier elemento que pueda entrar en competencia con la cepa y reducir los rendimientos.

“A la Volé” está en guerra contra el herbicidas, nosotros somos de la gente que trabaja como podéis ver en el siguiente vídeo. El coste es más caro, el precio final del vino es más caro, pero calidad y cuidado del medio ambiente creemos que merece la pena con creces.

Con unas condiciones climáticas tan adversas como soporta la región de Champagne, sobre todo con un porcentaje de lluvias tan elevado, cuando lleva el verano, la combinación entre humedad y calor es el caldo de cultivo perfecto para la aparición de enfermedades fúngicas en el viñedo que pueden arrasar con la hoja (tan necesaria para la fotosíntesis) como y sobre todo con la uva.

Las Enfermedades más comunes que se repiten el viñedo son champenoise son:

Oídio

Oidio

El Oídio es una enfermedad provocada por un hongo que permanece en la cepa invernando en las yemas, en los sarmientos, las hojas o en la corteza. Ataca a todas las partes verdes tanto a los brotes, a la hoja, como al racimo. El oídio se puede observar tanto en la hoja como en la uva como podéis ver en la foto, generando una especie de polvo blanco que va cubriendo la hoja o el grano, secándolo, agrietándolo, favoreciendo la entrada de otras enfermedades.

Mildiu

Mildiu

Es una de las enfermedades más peligrosas en el viñedo de Champagne porque es más difícil de apreciar que el Oídio en sus fases iniciales y puede provocar una gran pérdida de la producción de la uva del año, aunque afortunadamente los brotes de mildiu están mucho más controlados en la región y se producen con menor asiduidad que décadas anteriores.

La acción es semejante al oídio, está provocado también por un hongo que ataca las partes verdes de la planta actuando desde la primavera hasta el mismo momento de la vendimia.

Lo síntomas comienzan a dar la cara en la hojas que muestran una serie de machas como si fueran de aceite y en envés aparece una especie de pelusilla blanquecina. En el racimo comienzan a salir manchas de color oscuro, secando el fruto.

Botrytis

Botrytis

La Botrytis es otro hongo más que ataca principalmente al racimo en condiciones de humedad y calor, a partir del comienzo del envero del racimo hasta el momento de la vendimia, cuando la uva acumula una mayor cantidad de azúcares.

El hongo penetra en el grano, comienza a generar una pelusilla a su alrededor, se extiende rápidamente a los granos vecinos y comienza vaciar su contenido dejándolos prácticamente secos.

Esta es una enfermedad que se repite con cierta asiduidad en el viñedo de Champagne, donde las lluvias suelen ser habituales también al final del verano. El miedo a la brotytis obliga a muchos productores a adelantar la vendimia algunos días más de lo recomendable.

Estas y otras enfermedades obligan al viticultor en Champagne a realizar continuos pases por su viñedo a lo largo del verano, aplicando distintos tratamientos para tratar de evitar a la aparición de estas plagas.

Desgraciadamente en Champagne la mayor parte de los tratamientos se aplican con productos químicos de síntesis (la misma química que antes hablamos con los herbicidas), convirtiendo el viñedo de Champagne en uno de los más castigados por la química. Esta es una de las grandes luchas de “A la Volé”, somos grandes defensores de los productores que apuestan por un trabajo Bio en el viñedo, pero esto es harina de otro costado en este Curso. Esperamos que a partir de ahora sigamos en contacto una vez que concluya este Curso y podamos seguir compartiendo sentimientos y conocimientos sobre el Champagne.

Dejarme que os muestre 2 viñas vecinas días previos a la vendimia, la  primera es una viña trabajada de forma natural aplicando Biodinámica por su dueño Vincent Charlot Tanneux, la segunda es propiedad de una gran bodega que todos conocemos utilizando herbicidas y tratamientos químicos. Creo que no hace falta explicar mucho más, la imagen es suficientemente esclarecedora.

Viña Charlot 2

Viña trabajada de forma natural aplicando Biodinámica

Viña Charlot 1

Viña trabajada con herbicidas y tratamientos químicos

En el próximo vídeo podéis ver una viña trabajada con productos orgánicos, nada más que veáis la vegetación, la verdad y la vida que se observa en la misma. Sin duda eso lo sentiréis después en los champagnes que surgen de este tipo de viñedos, Champagne con un plus de complejidad. Si cuidas con respeto el viñedo este te lo devolverá con creces.