Las Variedades de Uva en Champagne

Permitted-Grapes-in-Champagne

En Champagne actualmente existen 7 Variedades de Uva autorizadas, que han sido seleccionadas de forma natural entre las cepas que mejor se han adaptado a una región con unas condiciones climáticas realmente difíciles para la viticultura. Sin duda esta elección varietal definirá otras de las características principales que convierte al Champagne en un vino diferente a cualquier otro del mundo.

De esas 7 permitidas, 3 de ellas copan el 99,7 % de todo el viñedo de la Champaña:

  1. Pinot Noir (tinta), representa el 39 % de la superficie total, es la variedad principal en la Montaña de Reims y en la Cote des Bars, pero también la podemos encontrar en el Valle del Marne. Aporta a los vinos la estructura, el cuerpo, el esqueleto.
  2. Meunier (tinta), ocupa el 33 % del viñedo, la encontramos sobre todo en el Valle del Marne y en gran parte de la cara norte de la Montaña de Reims (sobre todo en la subregiones llamadas Petite Montagne y en el Macizo de Saint Thierry). Es una variedad de brotación tardía y maduración temprana (por tanto con menos riesgos evitando las heladas primaverales y las posibles lluvias antes de la vendimia), situada normalmente en los suelos más arcillosos y arenosos de la región, que aporta a los champagnes frutosidad y redondez.
  3. Chardonnay (blanca), supone el 28 % de la superficie plantada, principalmente ubicada en la Cote de Blancs, en la Cote de Sezanne y en Montgueux en el Aube, asociada a los suelos calcáreos. Aporta a los vinos finura, elegancia, aromas delicados, vivacidad, mineralidad. Es una variedad que confiere a los champagnes potencial de guarda.

De estas 3 cepages principales, la Pinot Noir y la Chardonnay son las variedades nobles por excelencia, quizás la variedad de uva tinta y blanca respectivamente más famosas del mundo,  compartiendo su lugar origen con la Borgoña. La Meunier es un varietal autóctono de la región norte de Francia muy adaptada a su clima extremo, que tradicionalmente ha sido entendida con menor finura que las otras 2 principales.

Explicábamos en la Lección 6, cuando hablábamos del Ensamblaje, que en la Champaña lo habitual es llevar a cabo la mezcla de diferentes vinos para conseguir que el resultado final supere a la suma de todos ellos, en más del 90 % de los casos los champagnes están elaborados a partir de la mezcla de distintas variedades uva, sobre todo una combinación de estas 3 variedades principales. La “moda” de los champagnes monovarietales (de una sola uva) es relativamente cercana en el tiempo, como mucho se encontraban cuvees elaboradas unicamente con Chardonnay para conseguir los afamados Blanc de Blancs (blanco de blancas).

Os mostramos un vídeo donde os explicamos desde la Champaña las características de estas 3 Variedades Principales

Pero existen como os decíamos hasta 7 castas permitidas, las otras 4 uvas son la Pinot Blanc, Pinot Gris (o Fromenteau), Arbanne y Petit Meslier todas ellas blancas, son variedades ancestrales que siglos atrás estaban mucho más extendidas, pero que apenas tienen representatividad ahora, solo el 0,3 % del viñedo. Eso si en los últimos tiempos, están experimentando un resurgimiento por doble motivo:

  1. Por un lado, algunos vignerons están comenzando a elaborar champagnes en particular, con todas o algunas de estas variedades. Por ejemplo Laherte Freres, elabora un champanazo, el Les 7 confeccionado con las 7 variedades autorizadas todos ellas provenientes de una única viña Les Clos, en Chavot. O incluso en el caso del maestro Bertrand Gautherot que se atreve con un monovarietal elaborado exclusivamente con Pinot Blanc, la cuvee Textures, toda una fantástica excentricidad.
  2. Pero además el cambio climático está provocando una cierta pérdida de una de las características definitorias del champagne, su acidez marcada. La tensión, la verticalidad corre el riesgo de perderse en parte, con un clima más templado y por tanto una mayor madurez de la uva. Esto se está tratando de corregir con prácticas enológicas como el bloqueo de la fermentación maloláctica en algunos casos. Pero también los vignerons más comprometidos y aquellos que piensan que el vino se hace en la viña, están tratando de encontrar la solución a ese riesgo de pérdida de acidez volviendo a la utilización de las variedades de uva que siempre han mostrado dificultades para madurar, como es el caso de la Arbanne o Petit Meslier. Algunos están convencidos que estás variedades en poco tiempo podrán aportar la tensión necesaria a sus ensamblajes.

En este nuevo vídeo grabado en Chavot, en una de las viñas de Aurelien Laherte (Laherte Freres) os hablamos de ello.